Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
rev1La Agricultura es considerada como uno de los descubrimientos más importantes de la Humanidad. Gracias al conocimiento de la Agricultura la Humanidad pudo ser sedentaria y así establecerse a finales del Holoceno, al finalizar la última glaciación hace apenas unos 10 mil años.

Al practicar la Agricultura, los seres humanos fueron seleccionando los cultivos que producen, al inicio lo tomaron del mundo silvestre y lo domesticaron. Después lo volvieron a seleccionar según prosperaban, y veían resistencia a variaciones del clima, de plagas y de enfermedades. Esta selección de plantas fue formando poco a poco la base de los cultivos de alimento para el mundo.

Hoy en día, se realiza investigación precisa en el fito-mejoramiento, tenemos diferentes especialistas en el tema como los fito-genetistas que mediante el uso de diferentes biotecnologías, donde el cruzamiento, la selección de variedades, y su propagación han logrado especies más productivas, especies más adaptadas a ambientes determinados, o más resistentes a las plagas y enfermedades que en el pasado. Especies que pueden ser propagadas por métodos tradicionales como esquejes y cortes o bien a través de semillas, o incluso a través de métodos de propagación más sofisticados como es actualmente las técnicas de la micropropagación y la manipulación del genoma a nivel molecular y la formación de especies transgénicas.

El inicio de aplicaciones tecnológicas se dio hacia finales de los años 50 del siglo pasado, fue así que poco a poco se inició y se logró un incremento en la productividad agrícola, hasta llegar a cambios tan relevantes en la Agricultura que este período se llegó a conocer como “La Revolución Verde”, término utilizado por vez primera hacia 1958 por William Gaud, quien destacó la importancia y difusión de tecnología nueva para el desarrollo de la Agricultura.

La Revolución Verde, como finalmente se le denominó al período que abarca más o menos unos treinta años (de 1960 a 1990), fue considerando el incremento y un gran auge en la productividad agrícola en el mundo en desarrollo.

La Revolución Verde trajo como consecuencia, una mejora en gran parte de la producción mundial en relación al abastecimiento de alimentos, el uso de variedades mejoradas principalmente de especies de cereales como arroz, trigo y maíz, así como de otros granos, que se cultivaron preferentemente como una sola especie mejorada es decir como monocultivo en un terreno durante todo el año, así como también se usó la aplicación de grandes cantidades de agua, fertilizantes y plaguicidas que aseguraron la producción en masa. Con los cambios logrados en este período, cambió el modo tradicional que existía en la agricultura, también hubo cambios en la tecnología agrícola así como nuevos procedimientos, así fue como la producción de los cultivos se incrementó al doble e incluso llego a ser cinco veces superior, que con las técnicas y variedades tradicionales de cultivo y así mismo después se extendió a otros cultivos y a varios países.

 

 

rev2¿Por qué hubo esa revolución?

La necesidad de realizar un cambio en la producción Agrícola, fue lo que inicio la necesidad de crear un cambio en la agricultura y que como mencionamos anteriormente, actualmente se conoce como la Revolución Verde. Esta se inició debido a que la producción agrícola se vio en la necesidad de ir en aumento continuo, principalmente desde 1950 en parte debido al ritmo en que la población humana incrementó en número y con el fin de obtener una producción alimenticia suficiente para toda la humanidad. Fue tan relevante que en el esfuerzo se unieron en colaboración los gobiernos de países desarrollados y fueron estos países en desarrollo quienes invirtieron en la investigación Agrícola, a fin de que la ciencia moderna encontrará formas distintas para producir más alimentos. Por ese período existía una baja producción agrícola, y era necesaria la erradicación del hambre y la desnutrición principalmente en países subdesarrollados, que afortunadamente se tornaron de vital importancia para la humanidad.

Este incremento se consiguió, con tal sólo aplicar algunas técnicas y empeño, a fin de que, sin la necesidad de aumentar la cantidad de tierras en cultivo, sí aumentar el rendimiento por superficie, y así conseguir una mayor producción por cada hectárea cultivada. Este concepto fue iniciado por el agrónomo estadounidense Norman Borlaug quien trabajó en México, con ayuda de organizaciones agrícolas internacionales, quien durante años se dedicó a realizar cruces selectivos de plantas de maíz, arroz y trigo en países en vías de desarrollo, hasta obtener las más productivas. El trabajo en fitogenética de Norman Bourlag, inicio cuando logró nuevas variedades de trigo capaces de dar mayor rendimiento por el uso a la par de fertilizantes y del riego. La revolución afectó, en distintos momentos, a todos los países y puede decirse que ha cambiado casi totalmente el proceso de producción y venta de los productos agrícolas. Sin embargo ya desde 1990 se ha observado que el auge de esta Revolución Verde en la productividad, ha traído un alto precio al mundo y a la humanidad.

Costos de la revolución verde

Las nuevas variedades de trigo y otros granos jugaron un papel decisivo en la Revolución Verde, fueron años de arduo trabajo del profesor Borlaug quien cruzó el trigo local con variedades enanas japonesas a fin de producir plantas que pudiesen aprovechar la aplicación de fertilizantes, incrementando así la productividad de los cultivos al máximo y poder disminuir la posible hambruna masiva que se afrontaba en el mundo en desarrollo hacia los años de 1960.

Esas variedades de trigo se adoptaron en muchas partes del mundo en particular en: India, México, Indonesia y Pakistán. Por los estudios y avances realizados en la fitogenética y el haber avanzado en distintos aspectos de la fisiología vegetal, en 1970 el profesor Borlaug obtuvo el Premio Nobel. Fue así como se inició la Revolución Verde, y se extendió la investigación más amplia en este campo de la fitogenética hacia cultivos básicos como el arroz.

Lo que en un inicio fue considerado como un gran avance en la investigación y en la satisfacción de necesidades básicas para el mundo por otra parte trajo como consecuencia la pérdida en gran medida de la biodiversidad agrícola. El producir variedades mejoradas de cultivos específicos causó el abandono de muchas variedades tradicionales y locales, que se extinguieron o bien quedaron en el olvido.

Aspecto que ha dañado la biodiversidad en desde diferentes puntos de vista, el caso del arroz Oriza sativa actualmente presenta el problema de que no se localizan poblaciones naturales de la especie lo que ha dañado el pool génico de la especie, caso por lo que se ha tenido que recurrir a otras especies a fin de intentar incorporar variabilidad en el genoma que se tiene para la especie de Oriza, y ha sido para los fitogenetistas necesario tener acceso al material genético que tenga las características que buscan, inclusive los parientes silvestres y de las variedades tradicionales, es decir, a la biodiversidad.

En general la importancia de la biodiversidad es poco comprendida, pues el trabajo de los fitogenetistas no es tan sólo el de producir más cultivos productivos, sino de proteger e incrementar nuestra seguridad alimentaria. En la biodiversidad se pueden encontrar los genes que proporcionan resistencia a la sequía, al frío, contra diferentes enfermedades plagas o epidemias en la variabilidad génica. Hay distintas respuestas ante diferentes situaciones del medio ambiente que se limitan cuando un sólo genoma es reproducido continuamente.

Además del uso ilimitado del germoplasma, se inició el uso desmedido de plaguicidas, y otras sustancias agroquímicas como herbicidas, pesticidas y fertilizantes con el fin de proteger y mejorar los cultivos, lo que ha causado el deterioro del medio ambiente y también causando un posible daño a la salud de los seres vivos en torno a esos cultivos. Otros aspectos negativos que han surgido se encuentran problemas de almacenaje desconocido y perjudicial, costo excesivo de las semillas tratadas así como de tecnología complementaria, la dependencia tecnológica, la eliminación de la adaptación de los cultivos tradicionales o la aparición de nuevas plagas. Aunque la Revolución Verde fue iniciada con el fin de incrementar la producción alimentaria a nivel mundial, para satisfacer una gran necesidad, lo que se ha considerado como una gran mejora, también ha sido muy criticada desde diferentes puntos de vista y considerada como que sus logros ha tenido un alto costo desde distintos aspectos que van de lo económico, ecológico, cultural y que causa en la actualidad mucha polémica.

Logros de la Revolución Verde

El más importante fue el aumento de la productividad con el uso de nuevas variedades (de arroz, trigo y maíz, especiales que producían más grano por hectárea) consideradas de alto rendimiento. También se probaron nuevas prácticas de cultivo con el uso de nueva maquinaria pesada de utilidad en el campo (tractores, sembradoras y segadoras y otras maquinarias pesadas diseñadas para facilitar el trabajo en el campo).

Algunos de los países Latinoamericanos y de Asia, que en un principio sufrían de hambrunas, se transformaron en países exportadores de grano, pudiendo abastecer su propia necesidad a nivel poblacional y a la vez producir suficiente para exportar, algunos como Indonesia, que de importador se convirtió en exportador de arroz. Ciertas variedades tuvieron mucho éxito, como el caso de la India con su variedad IR8 de arroz semi enano, desarrollado en Filipinas en el Instituto Internacional de Investigación del Arroz, variedad que produce una mayor cantidad de grano sin el uso de fertilizantes y se le conoce en Asia como el Milagro del Arroz.



Los sistemas agrícolas de la Revolución Verde también requieren una abundante irrigación, lo que implica mucho dinero para aprovechar los adelantos de la Revolución Verde, por lo que los agricultores pobres que no tenían estos recursos quedaron excluidos de la Revolución Verde.

La Revolución Verde trajo mejora vegetal, en el desarrollo del riego, y en la financiación de los productos agroquímicos, así como también la formación del CIMMYT Centro Internacional del Mejoramiento del Maíz y Trigo.

El aumento de la producción de alimento ha sido posible con un alto costo para el medio ambiente. Su incremento en la producción mediante el uso de más sustancias químicas, el desmonte de más tierras, el uso de más agua y la reducción de la biodiversidad es para muchos intolerable pues se considera que el medio ambiente no lo soporta pero es necesario continuar con una producción de alimentos sostenible sin dañar al medio ambiente, "alimentos para siempre” como plantea la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inlgés Food Agricultural Organization) que tiene como meta ayudar a los países a garantizar que el suministro de alimentos se mantenga al paso de la demanda.

Una revolución sostenible

La Revolución Verde debe ser sostenible sin embargo las críticas y posiciones en contra ha causado que existan movimientos que luchan por la disminución del uso de agroquímicos, la Federación Internacional de Movimiento de Agricultura Orgánica (IFOAM), considera que puede haber sistemas agrícolas que promueven la producción sana y segura de alimentos y fibras textiles desde el punto de vista ambiental, social y económico, donde no se dañe la fertilidad del suelo y con la que se asegure una buena producción, de manera que así se puede respetar el medio ambiente y no dañarlo.

Es así como surge el concepto de la agricultura orgánica la cual considera que deben reducirse considerablemente las necesidades de aportes externos al no utilizar abonos, sustancias químicas, ni plaguicidas u otros productos de síntesis. La agricultura orgánica hace uso del conocimiento que se tiene sobre la naturaleza, hace uso de un manejo racional de los recursos naturales y son las mismas leyes de la naturaleza las que incrementen tanto los rendimientos como la resistencia de los cultivos, sin la utilización de productos de síntesis química, a fin de obtener alimentos sanos y abundantes y mantener e incrementar la fertilidad del suelo y la diversidad biológica.

No se debe dejar a un lado lo que inició el trabajo del Profesor Borlaug y el concepto de la Revolución Verde. Para sus defensores, algunas de las predicciones catastrofistas del ecologismo, los males creados por los pesticidas y fertilizantes, y las muertes causadas por ello, podría considerarse como insignificantes en comparación con las vidas que ha salvado esta Revolución que se calculan en millones. En la actualidad también hay cambios en los métodos de realización de las nuevas variedades como es el uso de transgénicos que también ha causado una gran polémica a pesar de sus propios beneficios, como son: plantas libres de patógenos, resistencia a la sequía, incremento en plantas productoras de proteínas, incremento en producción de almidones, etc.

¿Se debe continuar la Revolución Verde?

Son dos los problemas más importantes que surgieron con su implementación: los daños ambientales y la necesidad de emplear gran cantidad de energía. Para mover los tractores y otras máquinas agrícolas se necesita combustible; para construir presas, canales y sistemas de irrigación hay que gastar energía; para fabricar fertilizantes y pesticidas se emplea petróleo; para transportar y comerciar por todo el mundo con los productos agrícolas se consumen combustibles fósiles.

La agricultura moderna es un gigantesco sistema de conversión de energía y petróleo, fundamentalmente en alimentos. La agricultura actual exige fuertes inversiones de capital y de planteamiento empresarial muy alejado al de la agricultura tradicional. La agricultura actual es global y los alimentos forman parte de un gran mercado donde se exportan e importan por todo el mundo, la agricultura tradicional es considerada de subsistencia donde la población se alimenta de lo que se produce en la zona próxima a la que viva.

A pesar de todo, la Revolución Verde surgió como un método diferente de producción agrícola que contribuyó a la seguridad alimentaria y a la lucha contra el hambre y seguirá de manera diferente, implementando nuevas tecnologías y continuando con los estudios de la fitogenética que sigan con la ayuda en el fito-mejoramiento, ya que se requiere de satisfacer las necesidades de una población que se encuentra aún en ascenso. Así que el uso de la biotecnología aunado con un uso razonable de la naturaleza contribuirá de manera favorable para la producción del alimento necesario para la humanidad.

M.S. Swaminathan, científico de la India galardonado en 1987 con el Premio Mundial de la Alimentación, impulsor de la Revolución Verde, planteó la necesidad de que se instaure una “Revolución Permanente”, que trate una variedad de problemas y enfoque con mayor precisión las necesidades de los más pobres. El gran desafío de hoy es entonces, aumentar la producción de alimentos en una forma sostenible para el medio ambiente y ello brindará ¡alimentos para siempre!

 

Dra. Ma. Dolores García Suárez. Departamento de Biología, Laboratorio de Micropropagación y Propagación Vegetal. Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa.

Dr. Héctor Serrano. Departamento de Ciencias de la Salud. Lab. de Biología Molelcular y Regulación Endócrina. Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa.

 

Artículos Relacionados

Campo Limpio

campo

Próximos Eventos

Expo Agroalimentaria
Expo Agroalimentaria Guanajuato
14-17 Noviembre
Irapuato, Guanajuato
Más información

 

Guardar

Visitas totales

7.png5.png7.png5.png9.png2.png2.png5.png
Hoy3057
Ayer3201
Esta semana8874
Este Mes59132
Total75759225

29
En línea

Suscríbete al Boletín

Sitio Desarrollado en Chicoloapan por Painallihost
DMC Firewall is a Joomla Security extension!